¿Decoración e interiorismo son lo mismo?

Consejos para equipar tus salas de reunión
21 marzo, 2018
Reglas de oro del diseño de interiores
19 abril, 2018

¿Decoración e interiorismo son lo mismo?

Con frecuencia solemos confundir el interiorismo con la decoración, y resulta que hay una línea que las divide. Se consideran dos disciplinas distintas que están muy de la mano. Incluso en ocasiones se llega a confundir el interiorismo con la arquitectura por la versatilidad de la disciplina, pero las tres están perfectamente delimitadas al ver la definición de la International Interior Design Association.

Sin embargo las personas que se dedican al interiorismo también son considerados decoradores como es de esperarse.

Definición de interiorista y decorador.

Por definición el interiorista o decorador está capacitado para mejorar la función y las cualidades de un espacio interior.

Cualidades del interiorista.

El interiorista debe conocer a sus clientes y necesidades vitales; debe hacer propuestas que integren la factibilidad de las otras áreas técnicas involucradas como la mecánica, la eléctrica, los cálculos correspondientes a las estructuras, estando al tanto de las normativas correspondientes del lugar; debe saber trabajar con el presupuesto siendo el intermediario y gestor del proyecto.

Debe ser un individuo polifacético, pero sobre todo dominar la creatividad y las tendencias de este mundo que está en constante cambio.

Diferencia entre un decorador e un interiorista:

La sutil diferencia con un decorador radica en que este se dedica a vestir el espacio, se encarga de estudiar y reorganizar los colores, texturas, luz, materiales y amueblamiento del lugar. En cambio el interiorista tiene una función más profunda, tiene la responsabilidad de cambiar la distribución del lugar, moviendo y tirando paredes, tocando instalaciones y eligiendo nuevos materiales, es decir, no se trata de vestir el lugar si no de crearlo.

Por esto se confunde en ocasiones con el arquitecto pero la diferencia está en que los interioristas se dedican, como indica su nombre, a los interiores de los espacios, y los arquitectos directamente a lo opuesto, exteriores.

Quizás parezca una cuestión de tecnicismos, pero quizás no sabías que existía una diferencia, esperamos que hayas disfrutado esta entrada. Nuestro trabajo no consta solo en hacer cosas chulas, si no en informar sobre este mundo que nos apasiona.